Construyendo Riquezas Y Futuro Con El Tarot II

muchas cosas, esta teoria originó cambios en la visión de los acontecimientos del planeta, pues estamos enmarcados dentro de un renglón: "el tiempo".  Por eso, es importante, que abramos nuestra mente a posibilidades infinitas, y las persigamos.

Necesitamos, al parecer, todo aquello que nos confiera cuando menos un entendimiento de aquellas cosas que son posibles. Es prácticamente como si necesitáramos unas pruebas de laboratorio para identificar, clasificar y aislar aquello que no deseamos que nos siga molestando, perturbando o, de alguna forma, enmoheciendo nuestro contexto. Bien, para eso, los mentalistas o psíquicos se basan en procesos de observación, identificación, conexión con la fuerza inherente del afectado, y de acuerdo a la cantidad de data obtenida de la anamnesis, se forma el eje de coordenada. Datos vs. Entidades, entonces, se levanta una estadística y se emiten conclusiones. De esta manera, nacen las premisas. Dicho método lo he usado para concretar la siguiente serie de combinaciones, las cuales, podrían servir como guía o manual para que el principiante pueda concentrarse en resolver los asuntos pendientes de quienes acuden en busca de una ayuda profesional en este campo, y no a centrarse en divagaciones que los alejen de "visiones" asertivas en pro del bienestar del consultante.

Debo, por otra parte, insistir, para aquellos que no hayan incursionado en mi libro "Sanando tu Visa a través del Tarot", en el factor responsabilidad al que se enfrenta el tarotista. Insisto, las mancias no son un juego, por ende, toma similitud con el diagnóstico médico o social. Debemos recordar, que el consultante, suele acudir a estas "herramientas" en un estado de confusión, desesperación y mucha desesperanza, debido a su realidad perimetral para el momento de la consulta. Buscan, pues, no sólo consuelo o un diagnóstico, sino un faro de luz. Es difícil el rol, pues no

estamos para mandar pastillas y solucionar las crisis. Tampoco estamos para escuchar, aunque es una parte rigurosa, definitoria y no prescindible del proceso, ¿estamos para...? Dignificar una situación. Eso significa, tomar de la mano al consultante y ejercer una palanca de rebote, que le permita empezar a cambiar el giro de lo que lo acongoja. Muchos pensarán que este es el rol de la psicología, o de la psiquiatría. Y lo es. En parte, lo es. Pero en este campo, muchas veces, estamos jugando con variables supuestas que llegamos a convertir en ecuaciones; lo cual significa que la suposición pasa a ser veracidad.

Páginas