Mnemós.y.ne

Un sak.y.a te ha encomendado,
A encomiendas, vamos buscaría s o no.
Y si, asomamos dedal
dentro de un saquito,
Echamos ojo y mano
Pretendiendo barrer moho y aroma
A óxido y barbitúrico de seda
Hallando a soma
B/uscando a Di-vi.A.sa
India y Nepal conjugan,
luego lo llaman prioridad no creadora.
Bajos señuelos le disfrazan
Apurándote a que saques la metra,
Sikkah o juego por extensión,
Apega y cuenta a lo que cuenta
Inafabilidad, frialdad, y notafilia del pregonero
Cuenta a casa y embolsa
Y si, por destino, usura,
Se depliega el acento circunflejo
del papel moneda
A llorar al valle,
Que se pierde lo encontrado
Y lo desheredado moja.do y escatimado
A ti.e.ntas cuelgas de una ceca
La rebelión de lo contraído
Mesa, mesón y revuelta en ruleta roja.

Un sêki-tio, da un redoble,
Por rescoldo un resuello
Por amaranthus
Se somete
a uso, predeterminando ultraje
sin abuso del cortejo
aûn por descontado,
por tanto, circunstanciado a un
esperanto,
Alyeska decimus
digno de reverencia es,
lo formado, lo acontecido, lo respetado,
y si al vuelo, te has de ir,
cantarías por cantares
que de (h)uso y frecuencia
el “destino” va confeccionado.

Yolanda Marín
25/08/2016