Descaro De Los Descastados

Es imposible lidiar con el descaro de los descastados.

Ese descaro, una vez suscitado nunca más va a ser conciliable, y menos después de ahondar en la templanza del tiempo otorgado. Entregas...

No.

No. Ni siquiera es plausible enviar saludos a quienes los consideraron una línea
muerta en un pasillo de su laberito hostal.

La línea, pues, ahora, se reserva el derecho de admisión: it´s desconnected...

ruuuhh, ruhhhhh, ruhhhhh...